"Escucho historias de amor,viejas, gastadas por el viento y templadas por el Sol
Escucho historias de amor, esas que son más reales que los besos de telenovelas, y mucho menos fantásticas que los cuentos de hadas.
Escucho historias de amor, aquella que solo se adhieren a la piel con solo echarle un vistazo.
Escucho historias de amor, sobre las que permanece el tiempo y el espacio, esas que descubrieron lo que era un para siempre.
Escucho historias de amor, que perdonan la ingratitud y las malas palabras.
Escucho historias de amor. que no solo se quedaron entre papel y tinta, que se fueron a otro cielo.
Escucho historias de amor, estoy segura que andan en la calle flotando con mis sueños y no se detienen.
Escucho historias de amor, y llegaré hasta vieja para encontrar la mía."
- Escucho historias de amor. Daniela Arboleda. (via palabrasenpastillas)

(via somosletras)

"No te hará mas fuerte, sin embargo aprendes a pasarte ese trago amargo, a fingir estar bien, a colocar una sonrisa en tu frió rostro … Aunque por dentro estés muriendo poco a poco"
- Un escritor de closet 
"Yo solo te quiero a ti , quiero tu compañía , quiero tu amor , quiero una tarde llena de besos en una plaza , quiero que al besarnos se vaya todo el dolor y que no nos importe nuestro alrededor solo nosotros dos"
- (via mevoyalamierdacaminandoconestilo)

(via th3-end-is-n0w)

"No puedo hacer el amor. Hacer significa crear, y soy demasiado terrenal para que mis manos sean capaces de concebir algo tan perfecto. No quiero hacer el amor, quiero personificarlo cuando hale tu cabello, en el auge de tu torso y en la caída de tus costillas; quiero dibujar mi aliento entre sus muslos y degustar tu dulzura en mi lengua. Yo no quiero hacer el amor, quiero sentirlo, protagonizarlo."
- Azares del destino, Denise Márquez (via denisesoyletras)

(via lotransmites-todo-palabra)

"

Sí se vive cuando tienes un corazón helado.
Como yo: entre sombras, arrastrándose sobre la roca fría,
bajo las copas inmensas de los arces.

El sol apenas me alcanza.
A veces, al comenzar la primavera, lo veo elevarse a lo lejos.
Luego crecen las hojas sobre él, hasta cubrirlo todo.
Siento su brillo entre las hojas, vacilante,
como quien golpea un vaso con una cuchara de metal.

No todos necesitan de la luz
en igual medida. Algunos
creamos nuestra propia luz: una hoja plateada
como un sendero que nadie puede recorrer, un lago de plata
poco profundo bajo la oscuridad de los arces.

Pero esto ya lo sabes.
Tú y aquellos que piensan
que viven por la verdad, y en consecuencia,
aman todo lo que es frío.

"
- Louise Elisabeth Glück (via entreletrasycafeina)